viernes, agosto 26, 2005

busacan abatir resago educativo en la CFE

David Santa Cruz

Para el director de administración de la Comisión Federal de Electricidad Gerardo Ruiz Esparza, el convenio de productividad entre la paraestatal y el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), no se han visto afectadas tras la muerte del líder sindical Leonardo Rodríguez Alcaine, quien asegura impulsó sobre todo la capacitación y preparación de los trabajadores.
Y es que para CFE los acuerdos contractuales “se respetan como si fueran la ley del trabajo”, además de que uno de los mayores orgullos de la empresa encargada de proveer energía al país, es que en su contrato colectivo de trabajo se encuentra establecido como mínimo la impartición de 8.5 días de capacitación anuales por cada trabajador, lo que representa un total aproximado de seis millones de horas al año.
“Para el presente año se acordó en la Comisión Nacional Mixta de Capacitación y Adiestramiento, que el 9% del DAC (Días Anuales de Capacitación), comprometido para el 2005, de 8.5 días, sea impartido a distancia, lo que representa un total aproximado de medio millón de horas al año impartidas de manera virtual”, asegura Ruiz Esparza, quien platicó en exclusiva con Cambio en su oficina de la CFE ubicada frente al bosque de Chapultepec.
De esta manera la CFE, planea que de forma gradual el DAC sea impartido en un 50% de manera presencial y el restante en aulas virtuales, de las cuales se están construyendo actualmente siete en todo el país, una por centro de capacitación, donde los trabajadores son entrenados a distancia con diversas tecnologías, de las que destaca el simulador ubicado en Valle de Bravo, donde se capacita a los técnicos en el manejo de las plantas generadoras de electricidad a través de simuladores que emulan desde una hidroeléctrica hasta una planta nuclear.

Abaten rezago educativo
Además asegura el funcionario “normalmente estamos tratando de tener una capacitación de punta, estamos trabajando con la última tecnología posible y normalmente estamos tratando de que el trabajador no solo este capacitado en su puesto, sino también en el puesto inmediato superior”, por lo que en la actualidad según cifras de la dirección de administración de la paraestatal, mas del 60% de los trabajadores están capacitados para suplir a sus inmediatos superiores en caso de ser necesario, lo cual también asegura que quienes asciendan sean los mejor preparados y no solo los que cuentan con mas antigüedad.
Otro de los orgullos de CFE, es que solo el 0.9 por ciento de sus trabajadores no han terminado la primaria mientras que el 20% cuenta con título universitario, maestría e incluso doctorado, sin embargo el 28.6 de los 56 mil empleados permanentes con que cuenta, hasta junio de 2005 apenas contaba con la secundaria y un 5.4 por ciento no ha logrado culminar sus estudios de preparatoria.
“Para ello contamos con un programa de regularización de los estudios de secundaria y preparatoria a través del CENEVAL [Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior]” asegura Gerardo Ruiz, quien agrega que “actualmente el rezago en secundaria se encuentra prácticamente superado y trabajamos de manera intensa a nivel preparatoria”.
Para atender los niveles de licenciatura y postgrado, la paraestal está impulsando en alianza con diversas universidades el desarrollo de su universidad virtual empresarial, lo cual ha permitido que la Comisión Federal de Electricidad adecue los programas de estudio a sus necesidades.
Además, señala Gerardo Ruiz Esparza “para garantizar la pertinencia de los estudios, por acuerdo reciente de la Comisión Nacional Mixta de Capacitación y Adiestramiento, todos los programas de educación superior deberán estar vinculados a normas de competencia laboral, es decir, que además de cursar las materias correspondientes a planeación, finanzas, seguridad, sistemas de potencia, redes subterráneas, etcétera, el estudiante deberá obtener su certificado de competencia laboral correspondiente a las normas propias del sector eléctrico relacionadas con dichos contenidos educativos”.

Certifican Calidad
Al parejo de esto han establecido un proceso de certificación, con el que mas de 330 unidades administrativas se encuentran certificadas en norma ISO 9001-2000 y en norma ISO 14000, la cual evalúa la calidad, en este caso enfocada a la atención al cliente.
“El estar certificados en calidad quiere decir que tenemos una especialización para atender bien al cliente, por eso tenemos la certificación que dan organismos internacionales que vienen y nos auditan y cuando ven que tenemos esa habilidad para llevar los proceso homogéneos, es cuando se entrega el certificado y este proceso se realiza cada año”, explica Gerardo Ruiz Esparza.
Otro de los rubros en que se capacita a los trabajadores es en sus habilidades laborales, “en este momento tenemos emitidos cien mil certificados en habilidades laborales a los 56 mil 500 trabajadores que integran las CFE de manera permanente, eso quiere decir que cada trabajador tiene ya certificadas al menos dos habilidades laborales y el compromiso que tenemos es que al terminar esta administración, todos los trabajadores de CFE, estén certificados cuando menos en una habilidad laboral”, asegura el funcionario.
Actualmente en la Comisión Federal de Electricidad existen cerca de 18 mil trabajadores temporales, quienes se encargan de suplir a los de planta, ya sea por enfermedad, vacaciones o alguna otra causa, también existen entre seis y siete mil trabajadores eventuales, que solo trabajan por proyectos específicos, como sería la construcción de una planta o una presa, estos dos rubros sumados a los de trabajadores permanentes dan un total de 80 mil trabajadores.
Este proceso de certificación y especialización de los trabajadores tiene como trasfondo “la preocupación de CFE por el capital intelectual de la empresa, el cual es el signo del siglo XXI, anteriormente las empresas exitosas salían adelante por el esfuerzo físico del trabajador, el siglo XXI se caracteriza ya no por lo físico, sino por el esfuerzo intelectual del trabajador.