miércoles, marzo 29, 2006

De grillos y periodismo

Federico Arreola no es de los que se guardan comentarios. En esta entrevista pone nombres y fechas a la relación entre periodistas y políticos.

Por David Santa Cruz

A menos de dos meses de haber publicado su libro: 2006, la lucha de la gente contra el poder del dinero, Federico Arreola ya ha sumado a su lista de críticos incondicionales a un influyente periodista más. En este caso es el locutor Óscar Mario Beteta, quien ha amenazado con demandar al secretario técnico de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador y ex director del periódico Milenio, por ciertas declaraciones que Arreola le atribuye en su libro. Resulta que Beteta habría dado a entender, según Arreola, que la única manera de parar a López Obrador era matándolo.

Semanas antes, CAMBIO platicó con Arreola acerca de esta obra publicada por editorial Taurus. Sin embargo, la entrevista derivó –irónicamente– en el uso faccioso que los columnistas políticos hacen de los medios de información. La cita fue en el hotel Sheraton Alameda, ubicado en el centro de la Ciudad de México. Aquí vive desde que aceptó la invitación del candidato perredista.

Ahí, en el café Los Dones, han tenido lugar numerosas reuniones con el fin de recaudar dinero para la campaña, incluyendo la que sostuvo con Kamel Nacif, el llamado Rey de la mezclilla, quien, junto con el gobernador de Puebla, Mario Marín, fue grabado y exhibido, conspirando contra la periodista Lydia Cacho, que lo involucró con el presunto pederasta, Jean Succar Kuri, en otro libro: Los demonios del edén.

¿No te preocupa que el PRD te haga lo mismo que el PAN le hizo a Lino Korrodi, que traten de culparte, por errores en la recaudación del dinero?

—No, en lo más mínimo, yo no he hecho nada malo y si algo malo aparece por ahí, pueden estar completamente seguros que no fui yo. Si hay algo malo, que responda el que lo hizo y además no me voy a dejar, ni me lo van a hacer, ni me dejaría.

“Yo creo que no estamos teniendo problemas por el lado de las aportaciones, quizá porque la estructura del PRD en términos administrativos no es tan sólida, no todavía, puede haber problemas con egresos, contables, que los ha tenido siempre como todos los partidos; contables, no de mala fe.”

—¿Cuál ha sido tu labor en estos ocho meses que llevas como parte del equipo de campaña de AMLO?

—No puedo hacer un balance si no puedo hablar de lo más importante, porque tengo un puesto relacionado con la captación de donativos privados y de eso no voy a hablar. Me propuse desde el principio que no iba a dar información sobre los donadores; el IFE seguramente ya tendrá la información, si no la tiene, el partido y ellos se la pasarán al IFE. Por eso no puedo hablar y ése ha sido mi trabajo fundamental.

Estamos hartos de...

Pareciera que estás harto de la política.

—Estoy harto de la grilla y con estas actitudes que he tomado y que a algunos les pueden parecer de loco, de chivo en cristalería, y a otros les pueden parecer de una persona libre que quiere que le respeten sus dignidad, el mensaje que estoy enviando es que no quiero que me metan en grillas y no lo voy a permitir. A mí me dijo un amigo, Jorge Mendoza, de TV Azteca, cuando entré a esto: ‘Federico, no la vas a hacer en la política a menos que aprendas a tragar mierda’. Y le dije: ‘No voy a aprender’. Me respondió: ‘Entonces no vas a triunfar en la política’. Pues no triunfaré, pero no voy a tragar mierda.

“Hoy que ya dije ‘basta’, yo sigo trabajando, y no pido que no se metan conmigo, sólo pido que se aguanten si les contesto, porque los políticos pegan por abajo y yo pego por arriba, no me importa. Ahora mucha gente me ha dicho ‘no te vayas, que se vayan ellos y que vengan a las campañas más gente común’.”

—Hay veces que la gente que está alrededor trata de ganar más poder, más posiciones y esto se demuestra con lo que tradicionalmente conocemos como grillas en las campañas...

—Pero en este México de la recién inaugurada democracia, siguen presentes todos los vicios del régimen priísta y uno de los peores es la grilla. La grilla que se manifiesta al interior de los equipos políticos y al interior de los espacios periodísticos. Los grillos sin los columnistas no son nada y los columnistas sin los grillos serían periodistas serios y respetados, pero prefieren ser columnistas y prefieren ser mentirosos y chismosos.

“Yo he estado diciendo en los últimos tiempos que es lamentable y hasta peligrosa esta situación de grillos desleales y tramposos con columnistas calumniadores y tramposos, es terrible lo que sigue pasando, al grillo se le pega la gana, o a lo mejor cree que crece exhibiendo a su compañero o a quien se le ocurra en un columna y va y le cuenta al columnista cuanta mentira se le ocurre, y el columnista simplemente lo publica sin que le conste nada. El conocido se sabe, se dice, se especula, es un vicio terrible.”

Sí, y eso termina por afectar las campañas ¿o no?

—Como el factor está en todos lados, el efecto negativo que tiene en cada campaña la relación grilla y columnismo se neutraliza, en todas partes es igual, pero es increíble la cantidad de mentiras que se cuentan. No podrá haber una transición completa o perfecta o una democracia madura y estable si el periodismo mexicano no mejora y si no mejora la forma de hacer política; es terrible ver lo que se dice en los periódicos, una enorme cantidad de mentiras y de calumnias que uno no alcanza a entender.

—¿Pero tú crees que tenga influencia?

—Enrarece el ambiente y lo vuelve muy complicado. Aquí cada cabrón dice lo que quiere y cada quién opina de lo que sea, aunque no tenga la menor idea del tema. Es demasiado ruido, son demasiadas mentiras, es demasiada locura, nuestro periodismo militante –porque además aquí todo mundo milita en algún lado– no se conforma con apoyar, sino que cree que la mejor manera de defender un proyecto político es la de agredir al rival, aunque no haya razones para hacerlo.

Inmorales y mentirosos

—¿Tú has padecido este tipo de grillas?

—Eso lo he padecido mucho, pero López Obrador lo ha sufrido mucho más y todos los políticos. No puede ser que sigan existiendo columnistas tan inmorales, tan eminentemente mentirosos...

—¿Como quiénes?

—Como Pepe Carreño, como Carlos Ramírez, como Raymundo Riva Palacio. Tienen un común denominador los tres, que es Salinas vía Ahumada. Raymundo y Carlos fueron directivos del periódico de Ahumada...

Pero lo de Raymundo ya es personal entre tú y él ¿no?

—Él dice que lo despedí de Milenio. Eso es mentira, simplemente le quité la dirección porque era muy mal director, le ofrecí otro cargo, no le gustó y se fue, pero él dice que lo despedí, no es así. Y está ofendido por eso. Aunque cuando dejó El Independiente –tronó ese proyecto debido a la corrupción de su jefe Ahumada–, yo le ofrecí a Raymundo que volviera a Milenio si quería, pero él está agraviado, porque dos veces le ofrecí trabajo y una sí se lo dí y nunca se lo quité.

—Se aplica entonces la frase de que hacerle un favor al ingrato es ofenderlo

—En este caso sí, en el caso de Carlos Ramírez, que también trabajó con Ahumada, está molesto conmigo porque lo eché del periódico Diario de Monterrey, hace algunos años. Bueno, admito que lo echo de una forma un tanto dura, pero no estuve de acuerdo con varias cosas que él estaba publicando y simplemente decidí escribir un artículo donde decía que lo despedía y ya. Y está ofendido y tiene más razones que Raymundo para estarlo, pero yo creo que, como profesionales de la información, ellos tendrían que ser, si no más objetivos, sí más conscientes de que deben dejar de lado sus problemas personales a la hora de escribir, porque no puede ser de que simplemente porque se enojaron conmigo inventen y diga y hagan.

“Yo tengo 25 años en el mundo del periodismo y ahora estoy en los dos, en el de la política y el periodismo y no sé cuanto tiempo voy a durar ahí, porque ya me anda corriendo medio mundo.”

La rebatinga

¿Existe rebatinga por las posiciones de poder, dentro del equipo de campaña?

Empiezan, pero yo ya lo escribí, no me interesa, yo no quiero ser burócrata, no es lo mío, a mí para qué me hacen a un lado. No, creo que es parte de la cultura ésta de que te joden y te tienes que aguantar. Yo creo que Manuel Camacho aguanta de más, le han dicho gran cantidad de cosas y él es un profesional de esto y aguanta. Un día le voy a decir –el que sea, yo o cualquiera–: ‘Oye Manuel, ya no te aguantes, te están jodiendo, mano, ya grita, responde, haz algo’. A Camacho también se le ha cargado mucho la mano en otros tiempos, por otras cosas.

“Los periodistas estamos acostumbrados a que le das una golpiza a alguien, con calumnias habitualmente y ¿qué es lo que obtienes? en lugar de una demanda obtienes una invitación a comer y con buen vino; la verdad, estamos condicionados como los perros de Pavlov, ya sabes que si golpeas te van a premiar y entonces sigues jodiendo.

—¿Ha existido alguna disputa por el acercamiento a López Obrador en estos meses?

—No. López Obrador es un político muy inteligente, y sabe perfectamente bien para qué sirve cada quién y sabe perfectamente bien para qué nos sirve cada quién. Tiene bien analizados y bien definidos a todos sus colaboradores; entonces, nadie ha crecido ni ha decrecido en la campaña, todos somos como somos y servimos para lo que servimos. Y López Obrador sabe quiénes son los buenos y quiénes son los malos.

—Con las invitaciones a su posible gabinete parece que Andrés Manuel es quien decide y que es difícil que le impongan...

—A Andrés Manuel nadie le impone nada. Además, la gente va a elegir un presidente con muchas facultades, no tantas como antes, y las va a ejercer, no se va a dejar presionar.

miércoles, marzo 22, 2006

Interesante y macabro

¿Es ciencia? ¿es arte? Es interesante, sin duda. Los 22 cuerpos humanos plastificados que se exhiben en Polanco podrían cambiar su percepción de sí mismo.

Por David Santa Cruz

El ambiente a media luz de lo que fuese el cine Polanco, ahora convertido en galería, abriga sospechas de haber sido timado. Los cuerpos de los que todo mundo habla parecen figuras de plástico. Sin embargo, al acercarse a los especimenes, se advierte que alguna vez tuvieron vida.
La incredulidad se torna asombro. Conforme se avanza por los pasillos tenuemente iluminados, las disecciones se vuelven más complejas: pasan de los simples músculos a las entrañas mismas. Sería explicable una temblorina de corvas, o un retortijón de estómago, ante la visión de esos seres plastificados que algo tienen de macabro.
Los comentarios se vuelven rumor, la gente se nota maravillada. Alguno extiende la mano, como queriendo tocar, pero se arrepiente. De repente se escucha un grito: “¡Se acabó, es una mierda!”. La gente, azorada, voltea a ver a una chica aventando al piso la cajetilla de cigarros: “¡No quiero terminar así!” exclama, señalando el cadáver que exhibe unos pulmones renegridos como carbón, con el letrero de: “Fumado”. Se hace un silencio incómodo, porque en verdad la visión es sobrecogedora.

Capa bajo capa

La técnica que permite conservar de esa manera los tejidos es a base de silicón y está patentada por una empresa norteamericana, mientras que las disecciones han sido elaboradas en China, donde se encuentran los mejores especialistas en la materia. Si quedan dudas basta ver los trabajos que realizaron en estos 22 ejemplares que llegaron a México y entre los que se encuentra un sistema circulatorio intacto, para lo cual se requirieron cerca de cinco mil horas de trabajo, sin contar el proceso de conservación, que dura dos meses.
El doctor Roy Glover, director médico de la misma, platica en exclusiva con CAMBIO. Comienza por asegurar que todos los cuerpos han sido obtenidos de manera legal y que durante el montaje han sido tratados de manera respetuosa, pues en esta ocasión el cuerpo es la estrella.
—Lo primero que me pregunté al ver esta exhibición fue, ¿es arte o es ciencia?
—La ciencia es un arte para quien lo mira detenidamente. Nosotros montamos esta exhibición con fines educativos y científicos. La gente cree que el cuerpo es hermoso y han dicho entonces que es algo artístico. Yo estoy de acuerdo con ellos, pero definitivamente no era ése nuestro objetivo.
—¿Hace cuanto que se diseño esta técnica?
—Esta técnica está disponible desde finales de la década de los setenta, pero es mejor ahora de lo que era entonces; ahora se puede hacer más con ella, y los especimenes pueden ser trabajados de una mejor manera.
–Entonces es relativamente nuevo.
–Si así es, hasta el momento sólo ha sido usada para la educación publica, durante los últimos 15 o 20 años, y sólo en escuelas públicas de los Estados Unidos. Ahora la tecnología está disponible, nosotros podemos preparar cuerpos para que la gente los estudie, y tenemos empresas dispuestas a invertir dinero para brindarle al público esta oportunidad de conocer el cuerpo humano. De que la gente se dé cuenta de lo maravilloso que es estar vivo, de que pueden aprender de su propio cuerpo y darse cuenta de lo que hay bajo su piel.

Milagro cotidiano

—¿Cuál es su concepción del cuerpo?
—Creo que es magnífico, nadie podría diseñar un cuerpo como el que tenemos. En lo personal tengo una relación profunda y espiritual con el cuerpo, pero eso es algo muy personal, que quizá no toda la gente puede tener. Entre más estudiamos el cuerpo, resulta más impresionante. Lo único que hemos descubierto es que todavía faltan muchas cosas por aprender.
—A principios del este siglo XXI ¿cree que la gente sabe lo suficiente acerca de su cuerpo?
—No, creo que conocemos muy poco acerca de nuestro cuerpo, la gente conoce sólo por lo que lee y muchas veces lo que lee es equivocado. Cuando veo que alguien escribe algo sobre el cuerpo en los periódicos o en las revistas no especializadas, me doy cuenta que por lo regular escriben cosas equivocadas, o bien que resultan demasiado confusas.
—¿Este tipo de exhibiciones pueden ayudar a la gente a tener en cuenta que deben cuidar mejor su cuerpo?
—Sí, porque yo creo que la posesión más valiosa que tenemos es nuestro propio cuerpo. Mucha gente gasta mucho tiempo lavando su carro, pero no le dedican el mismo tiempo a cuidar a su cuerpo, porque creen que es para siempre y que si se enferma ahí están los médicos para hacerse cargo y arreglarlo.
“Y eso es un error, los médicos no son Dios, hay cosas que los doctores no pueden arreglar. Sabemos que hay una gran cantidad de enfermedades que no podemos curar, por eso es mejor prevenir que suceda.
En los Estados Unidos los servicios de salud son realmente caros, un seguro de gastos médicos es en verdad caro. Esto ha sucedido porque mucha gente se enferma y esto eleva los costos. Un ejemplo: alguien que fuma, con toda certeza enfermará y terminará en un hospital y sale muy caro tratarse todos los problemas que ocasiona el cigarro, y tú y yo tendremos que pagar con nuestros impuestos su tratamiento. Sería mucho mejor si no tuviéramos que pagar por ello.”


miércoles, marzo 08, 2006

Los tres entierros de Patricia Mercado

Fábrica de partidos

Por tercera ocación Patricia Mercado participa en el quiebre de un partido de corte socialdemócrata. Existe la sospecha de que desde el IFE se favoreció el registro de su más reciente intento, el PASC.

Por David Santa Cruz

Fue a mediados de 1996 cuando un grupo de intelectuales provenientes del Movimiento de Acción Popular MAP y cercanos a quienes construyeron la revista Nexos, sembró la simiente de los partidos de corte socialdemócrata en México. Los días 13, 14 y 15 de julio de ese año tuvo lugar en el hotel La Trinidad, en Tlaxcala, una reunión que agrupó a 36 personas que daría origen primero a Democracia Social y que sentarían las bases para otros partidos como México Posible y Alternativa Socialdemócrata y Campesina.
Entre los asistentes estuvieron Patricio Vallados, Rolando Cordera, Maria Amparo Casar, José Woldenberg, Adolfo Sánchez Rebolledo, Jorge Alcocer, Elena Sandoval, Susana Pedroza, Ricardo Lomelín, Jesús Silva Herzog Márquez, Carlos Tello Díaz, Ricardo Raphael, Pepe Buendía y Monica Lisaola.
El grupo promotor de la reunión en La Trinidad estuvo formado por Mauricio Merino, Alberto Begné, Rodrigo Morales, Ricardo Becerra y Jorge Javier Romero, este último fue el orquestador de la idea, inspirado en la línea progresista del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que en ese momento cambiaba el rostro de España.
En su oficina del IFE y poco antes de renunciar a su cargo de asesor de consejeros, Jorge Javier Romero relata a CAMBIO los acontecimientos: “Cada quien invitó gente cercana que pudiera compartir el proyecto, esa fue la idea. Aada uno puso una lista de nombres y hubo vetos, por ejemplo se vetó a Miguel González Compeán, porque pusimos como criterio que no se podía militar en ningún partido. Rincón Gallardo también estuvo vetado porque estaba en el PRD. No me acuerdo por qué, pero sí se puso sobre la mesa el nombre de Patricia Mercado, estoy casi seguro de que fue Merino quien lo puso sobre la mesa y ya después no la invitamos”.

Previo a esta reunión, en 1995, el grupo promotor decidió lanzar, a instancia de Mauricio Merino, un suplemento que se iba a encartar, entre otros, en el diario español El País, que comenzaba a circular en México. El objetivo era fomentar un ambiente intelectual a favor de un proyecto socialdemócrata. Para ello convocaron a intelectuales como Fernando Escalante y Miguel González Compeán.

“Sin embargo –cuenta Jorge Javier Romero– con la crisis de ese año el papel subió de precio, y nuestro principal patrocinador que era [Héctor] Aguilar Camín, ya no le entró a la producción del suplemento. Entonces nos quedamos sin el dinero para hacerlo y naufragó el proyecto en todo el sentido de la palabra, porque además se llamaba El Diluvio”.

El IFE, la primera fractura

La conclusión de la reunión en La Trinidad, según relata Ricardo Raphael de la Madrid –en una serie de entrevistas realizadas con este reportero a lo largo de varios años–, a la sazón secretario general de Democracia Social y eje fundador del partido, fue: “Primero, que sí había una orientación ideológica y una idea clara del rumbo a tomar. Segundo que teníamos la intención de iniciar un movimiento socialdemócrata. La segunda reflexión era la de participar, pero cada quién desde su trinchera, principalmente la de los medios donde varios escribíamos. Estaba Rodrigo Morales, Jorge Javier Romero, Mauricio Merino, Carlos Tello, Mario Amparo Casar, Jesús Silva-Herzog Márquez, había una masa crítica que permitía discutir a fondo estos temas. Ahí se detuvo el proceso”.

Meses después, el maestro José Woldenberg fue nombrado presidente consejero del Instituto Federal Electoral (IFE) y Mauricio Merino consejero electoral. Ambos convocaron a una parte de los ahí reunidos para: “olvidarse por un tiempo de la política partidista y en su lugar dedicarse a la difícil tarea de construir una institución imparcial, transparente y autónoma del Estado que garantizara el proceso electoral, sin duda tarea noble pero que nos desanimó a muchos”, comenta Raphael de la Madrid.

Entre quienes asistieron a La Trinidad y que formaron parte del IFE ciudadano, estuvieron Ricardo Becerra como asesor de Woldenberg; Alberto Begné, como director ejecutivo de Capacitación y Educación Cívica. Rodrigo Morales, ahora consejero electoral, estuvo a punto de ser director de prerrogativas y partidos políticos, pero como no tenía título de licenciatura no lo pudo proponer Woldenberg.

Sin embargo, no todos abandonaron el proyecto, a decir de Romero: “Begné también estuvo trabajando con nosotros soterradamente en el asunto [de construir Democracia Social]”, lo que, de ser cierto, representaría una falta administrativa por parte del actual presidente del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina (PASC).

Los Mapaches

Fue hasta después de la elección de 1997 donde el Partido de la Revolución Democrática ganó en el Distrito Federal que Jorge Javier Romero, Ricardo Raphael y Jorge Alcocer, –fundador de la revista Voz y Voto– retomaron el proyecto, invitando a Gilberto Rincón Gallardo, que acababa de renunciar al PRD. Romero, Alcocer y Rincón ya habían coincidido anteriormente en el Partido Socialista Unificado de México (PSUM).

Sin embargo, la unión no fue fácil, tanto a Ricardo Raphael como a Romero les provocaban desconfianza algunos de los colaboradores de Jorge Alcocer; también dudaron de ingresar al nuevo grupo Rolando Cordera y Adolfo Sánchez Rebolledo.

“En esos días había que echar a andar y ampliar lo más posible el grupo promotor en el Instituto de Estudios de la Transición Democrática. Estuve hablando con Arturo Whaley sobre el proyecto y él me dijo que le interesaba mucho”, relata Romero.

De este grupo, y con excepción de Alcocer, Rincón y De la Madrid, los demás fueron fundadores, en 1980, junto con Woldenberg y Arnaldo Cordova del Movimiento de Acción Popular (MAP), a los que se les denominaba Mapaches. De este grupo, la doctora Adriana Borjas Benavente, escribe en Partido de la Revolución Democrática. Estructura, organización interna y desempeño público.1989-2003 (Gernika, 2003): “El MAP, se vinculaba con las ideas de los líderes que protagonizaron la insurgencia cívica. Sostenían una concepción definida de la sociedad mexicana y de la estrategia socialista que permitía enfrentar los problemas que ésta presentaba; asumía una actitud esencialmente estatista, populista y radicalmente nacionalista, mientras que en razón de las estrechas relaciones que mantenía con el movimiento obrero, era significativa y casi exclusivamente obrerista.”

A pesar de que quienes integraron Democracia Social (DS) y que provenían del MAP han negado que este partido haya sido una continuación de ese proyecto político o incluso del Grupo Nexos, es innegable la influencia que tuvo, incluso el centro de estudios de DS, tomó el nombre del difunto miembro del MAP Carlos Pereyra. Sin embargo, al final prácticamente todos terminaron distanciados.

La invención de Patricia Mercado

En el camino de la construcción del partido quedó fuera Jorge Alcocer, quien al ser nombrado subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación, abandonó el proyecto, aunque, a decir de su sucesor en la revista Voz y Voto –y miembro fundador de DS, Pedro Aguirre– es muy probable que, desde Gobernación, Alcocer haya apoyado en la construcción del partido y empujado la candidatura de Gilberto Rincón Gallardo.

Una vez con registro, se barajaron varios nombres para ocupar la candidatura presidencial del naciente partido del puño y la rosa, entre ellos sonó en primera instancia el de Jesús Silva-Herzog Flores, que había sido embajador y secretario de Hacienda.

Ricardo Raphael de la Madrid, quien fungió como secretario general de Democracia Social, lo explica así: “Después de algunas pláticas, Silva-Herzog declaró en corto ‘estoy listo para explorar la posibilidad de ser el candidato de Democracia Social’. Algo sucedió, no tengo exactamente claro qué, y un día nos despertamos con la noticia en la televisión: nuestro posible candidato había decidido contender a la jefatura de Gobierno del DF, abanderando al PRI”.

Ante esto, recuerda Javier Romero: “Nos fuimos a cenar a un restaurante italiano, que estaba por El Charco de las ranas (una conocida taquería de la Ciudad de México), Ricardo Raphael, Carlos Santos y yo, creo que también Pepe Buendía, Hugo Córdoba, era enero del 96, y ahí en la mesa les dije: ‘Miren, si Silva-Herzog no jala, creo que la opción es una candidatura inventada, inventémonos una candidatura que diga qué tan nuevos somos, que tenga las características que representen al proyecto y les dije, debe ser una mujer, joven y a mí se me ocurre que sea Patricia Mercado. Te lo estoy diciendo como fue: una ocurrencia mía durante la cena”.

Sin embargo, las dudas de Mercado –que no creía a plenitud en la viabilidad del proyecto–dieron pie a que Rincón Gallardo le arrebatara, en una reñida elección, la candidatura de DS, que finalmente perdió el registro como partido político en julio de 2000 por escasos 10 mil votos.

México Posible

Al perder la candidatura, Mercado abandonó la nave para refugiarse en la asociación Diversa, la que se dedica a trabajar a favor de los derechos y la dignificación de la mujer. Con lo que DS perdió un activo importante, que en opinión de algunos miembros del extinto partido pudo haber sido la diferencia entre conservar y perder el registro.

Al finalizar el proceso electoral de año 2000, los resultados para Democracia Social no fueron tan malos para su dirigencia. El presidente Vicente Fox le encargó a Rincón Gallardo la construcción del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), en cuya nómina estuvo buena parte de la plana mayor del partido. Por su parte, a la candidata de DS en el DF, la periodista Tere Vale, le ofrecieron el Instituto de la Mujer, cargo que ella, en un acto de congruencia, rechazó al considerar que su visión era antagónica a la del gobierno panista.

Tres grupos emprendieron entonces la construcción de partidos denominados socialdemócratas, los que pretendían utilizar la buena imagen que dejó DS durante la campaña: Patricia Mercado y su grupo Diversa persiguieron el registro de México Posible; los ex de DS –ya sin Gilberto–, construyeron el Partido de la Rosa; mientras que Jorge Alcocer, fundó Fuerza Ciudadana.

De estos tres grupos sólo México Posible logró el registro, mientras que Fuerza Ciudadana debió impugnar ante el tribunal electoral para obtener ese propósito. Inmediatamente vinieron las ofertas: México Posible abrió las puertas a todos los miembros del Partido de la Rosa, menos a Rincón Gallardo, por lo que sólo se sumaron a este esfuerzo quienes provenían del Grupo Nexos o quienes simpatizaban con ellos.

Los refuerzos no sirvieron de mucho, nuevamente perdieron el registro, esta vez quedaron demasiado lejos del dos por ciento requerido por la ley. Dejaron además un adeudo por más de dos millones de pesos que no pudieron comprobar ante el IFE.

Ahora es Alternativa

Recién en 2005 Patricia Mercado lo volvió a intentar, en esta ocasión realizó una alianza con los grupos campesinos de Ignacio Irys y Héctor Sánchez, y se hizo acompañar de Alberto Begné, quien acababa de renunciar del Instituto Federal de Acceso a la Información (Ifai).

El lunes 16 de enero de 2006, el reconocido columnista y conductor de Radio Capital, Ricardo Alemán, escribía en su columna de El Universal, Itinerario Político: “Vale recordar que en la anterior gestión del IFE, a cargo de José Woldenberg, el joven Alberto Begné fue incorporado a la estructura del Instituto como director ejecutivo de Capacitación Electoral y Educación Cívica por presiones de Woldenberg. Y es que Begné es parte del llamado Grupo Nexos.

“A su salida del IFE, Begné dejó como heredera del cargo –la muy influyente Dirección de Capacitación Electoral y Educación Cívica– a María del Carmen Alanís, quien en febrero de 2004 –ya con el nuevo Consejo General del IFE– asumió el cargo de secretaria ejecutiva, a propuesta de Luis Carlos Ugalde, el nuevo presidente del Instituto.

“Para nadie en el IFE, en Alternativa y en el Grupo Nexos es un secreto la asociación política de Alberto Begné con María del Carmen Alanís, y tampoco son un secreto para nadie los vínculos del presidente de Alternativa con el Grupo Nexos. Más aún: hay versiones entre los propios grupos de Alternativa que aseguran que desde diversas áreas del propio IFE se favoreció el registro de Alternativa como partido político”.

La anterior sospecha ha llevado a algunos sectores a creer que estos partidos socialdemócratas han sido un proyecto político del Grupo Nexos y su actual director, sobre todo luego de que el 1 de octubre de 2005 Patricia Mercado Castro, invitara a formar parte de su posible gabinete al propio Woldenberg o a Rolando Cordera.

Sin embargo, dicha hipótesis ha sido descartada por los entrevistados y otras personas cercanas a estos partidos que pidieron anonimato, pues aseguran que si bien existe una relación de amistad entre quienes militaron en el MAP, esta no se extiende a Mercado Castro. Además aseguran que el ex consejero presidente del IFE fue muy cuidadoso de no meter las manos, aunque no descartan que gente como Begné haya utilizado el cargo para beneficiar sus actividades partidistas.

El dercho de pensionar

Me encontré este texto mio en versión PDF, en la página de progresa...

http://www.progresa.gob.mx/prensa/Revista_Cambio_30012006.pdf

lunes, marzo 06, 2006

Los pendientes de Mercado

La candidata del PASC arrastra irregularidades financieras desde su paso por México Posible. La más reciente tiene que ver con gastos de una precampaña que jamás existió.

Por David Santa Cruz

El 30 de enero de 2005, Patricia Mercado reivindicaba el derecho de su grupo a insistir en sus principios, visión política y maneras. Era la Asamblea Nacional Constitutiva del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina. Cerca del medio día, Mercado Castro criticaba la corrupción y a aquellos que llegaron al poder buscando cambiar las cosas, para finalmente sucumbir a los mismos métodos, conductas y formas que querían combatir. El discurso era incendiario y de repudio. A la distancia, luego de una serie de irregularidades financieras, el combativo mensaje podría dedicársele a ella misma.
De estas palabras, dichas en el Hotel Ejecutivo de la Ciudad de México, daban fe el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas; el actual candidato del PAN al Gobierno del DF, Demetrio Sodi; el ex embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas, Adolfo Aguilar Zinser; el ex embajador de México en Cuba, Ricardo Pascoe y el líder del Grupo Nexos, Héctor Aguilar Camín, entre otros personajes de la vida política del país.
Ahora, Patricia Mercado y el presidente del PASC, Alberto Begné, tendrán que responder por el destino de 2 millones 312 mil pesos, gastados en una precampaña que jamás existió, porque Alternativa no tuvo proceso interno. Todo el tiempo, Patricia Mercado fue candidata única.

¿Cuál precampaña?

En un documento fechado el 24 de enero del 2006, y firmado por Araceli Martínez Guadarrama, subsecretaria de Administración y Finanzas del PASC, se solicitaba al secretario de la misma área, Antonio Rodríguez Trejo, entregar con urgencia al Instituto Federal Electoral (IFE) la documentación que acreditaba los gastos del proceso interno de dicho partido.
“Por solicitud del Sr. Ramiro Quintero, de fiscalización del IFE, tengo que entregar el día de mañana, 25 de enero del año en curso, los estados de cuenta originales de noviembre y diciembre de 2005, de la cuenta bancaria 149066608, que manejó Patricia Mercado para la precampaña”, reza el documento, del cual CAMBIO tiene copia.
La petición, hecha por el órgano electoral, derivó de un informe donde se desglosaban los gastos de la supuesta precampaña, entregado el 12 de diciembre de 2005, al maestro Fernando Agiss Bitar, secretario de la Comisión de Fiscalización de los Recursos de los Partidos y Agrupaciones Políticas del IFE. El documento está firmado por la propia Araceli Martínez Guadarrama, en ausencia de la representante del PASC ante el IFE, Marina Arvizu Rivas. De dicha información además firman como responsables el presidente del partido, Alberto Begné, y la candidata, Dora Patricia Mercado Castro.
Sin embargo, Antonio Rodríguez Trejo se negó a entregar los documentos solicitados para cotejar el informe, pues aseguró que el único autorizado por ley para rendir cualquier informe financiero del PASC era él mismo y no quienes lo entregaron y avalaron. Ante esto, el propio Fernando Agiss envió un oficio, con folio STCFRPAP/059/06, con fecha 30 de enero del 2006, donde se informa a Trejo que se ha formado una comisión para auditar el proceso interno, donde Patricia Mercado gastó 2 millones 312 mil 601 pesos.
Al siguiente día, el secretario de Administración y Finanzas del PASC respondió con el oficio SAF/035/06, donde asegura que el Consejo Político Federado: “No presupuestó gasto alguno para el proceso de selección interna de nuestro candidato a la Presidencia de la República”.
El 2 de febrero, y ante la insistencia del IFE por auditar los gastos de una precampaña que oficialmente nunca existió, Trejo exigió a Agiss auditar todos los recursos del partido, para determinar, en todo caso, si procede la expulsión del presidente Begné y la candidata Mercado, por usar recursos y patrimonio del partido para fines diferentes a los programados.

Las deudas de México Posible

De los 11 partidos políticos que participaron en los comicios del 2003, todos reportaron deficiencias, omisiones e irregularidades en sus reportes de gastos que entregaron al IFE. Sobresalen: gastos en los medios de comunicación masiva que no fueron informados, falta de comprobantes o documentación insuficiente y deficiencias en los resultados contables, por lo que el IFE impuso multas por 422.3 millones de pesos. El partido de Patricia Mercado, México Posible (MP), no fue la excepción.
En un inicio, a esta organización se le detectaron irregularidades que le costaron una multa de 5 millones 166 mil 529.23 pesos. Sin embargo, tras una apelación presentada ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), éste pidió al IFE revisar la multa, la cual se redujo a un millón 749 mil pesos.
Ésta no fue la única sanción que recibió el partido en su corta vida (le fue retirado el registro tras las mencionadas elecciones). Durante el mes de julio de 2003, las ministraciones mensuales de MP disminuyeron a 76 mil 971 pesos, ante la aplicación de sanciones y multas por irregularidades detectadas en la revisión a su informe anual del ejercicio de 2002, según revela la auditoría, que se puede revisar en el sitio web del IFE y que señala: “Adicionalmente, de la revisión a las aportaciones de simpatizantes en efectivo, se observó que el otrora partido recibió aportaciones de una sola persona que excedió el límite anual establecido en el artículo 4.3 del Reglamento”. Esa persona fue Dora Patricia Mercado Castro, quien el 20 de junio de 2003 donó 450 mil pesos a su partido. Días después, el 27 de junio, realizó tres depósitos bancarios más: el primero fue de 50 mil pesos, el segundo ascendió a 700 mil y el tercero fue de 250 mil, todos en moneda nacional, lo cual da en total un millón 450 mil pesos.
Cabe destacar que, en ese misma auditoría, se da cuenta que Mercado entregó 10 recibos de honorarios por un total de 270 mil pesos correspondientes a 2003. Sin embargo dichos recibos fueron impresos el 20 de agosto, un mes después de perder el registro.
La lista de irregularidades se extiende a lo largo del documento de 277 páginas, que culmina señalando: “En consecuencia, al reportar el partido ingresos por un importe total de 81 millones 567 mil 922.56 pesos, y egresos por un monto de 92 millones 371 mil 908.55 pesos, su saldo [negativo] final es por una cantidad de 10 millones 803 mil 985.99 pesos)”.

Ahorro para mi retiro
Otro de los escándalos protagonizados por los partidos emergentes que perdieron su registro en 2003, fue el de la liquidación de sus bienes. El caso más notorio fue el del Partido de la Sociedad Nacionalista (PSN), de la familia Riojas, cuyo líder, Gustavo Riojas, está ilocalizable para aclaraciones. Dichos escándalos dieron pie a la ley de liquidación de partidos. Demasiado tarde, porque, además del PSN, al menos dos institutos políticos más se hicieron con los recursos sobrantes: México Posible y Fuerza Ciudadana. Ambos grupos dieron nacimiento al PASC.
Según documentos oficiales, como inventarios parciales, estados de cuenta bancarios e inversiones en la bolsa (2 mil 016 páginas), que el diario El Universal recibió del IFE en los términos de la ley de transparencia, estos partidos dispusieron de los bienes sin saldar sus deudas (laborales, fiscales, con acreedores y multas impuestas por el instituto).
“Por ejemplo, México Posible entregó parte de sus bienes al Instituto Mexicano de la Radio (Imer), a la asociación Halach Vinic y a la Fundación Juana Belén”, se lee en la nota referida, que apareció el 21 de febrero de 2005. Por su parte, Fuerza Ciudadana, de Jorge Alcocer, dejó el resguardo de todos sus bienes a una asociación (Proyecto Nueva Generación) que tiene como presidente al mismo Alcocer, quien no entregó la lista de sus acreedores ni deudores, entre otras irregularidades administrativas.
“Los ex partidos no presentaron en forma definitiva su procedimiento de liquidación, por la que esta autoridad no tiene absoluta certeza sobre el patrimonio final o real, dice el oficio, firmado en septiembre de 2004 por Alejandro Poiré Romero, director ejecutivo de prerrogativas”, apunta el diario.
Lo que resulta más extraño todavía, es que, de acuerdo con el TEPJF: “El otrora partido [México Posible] no destinó el 2 por ciento del financiamiento público para el desarrollo de funciones o institutos de investigación.
“Tal situación constituye, a juicio de esta Comisión, un incumplimiento a lo establecido en los artículos 38 párrafo 1, inciso k) y 49, párrafo 7, inciso a), fracción VIII del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.”
Al respecto, mediante escrito lA-No.3/2004, de fecha 29 de junio de 2004, el extinto partido respondió: “Fue creada la Fundación Juana Belén, A.C., con la finalidad de dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 49 de destinar el 2 por ciento al desarrollo de la misma, pero dentro de la planeación de los egresos del extinto partido, se dio prioridad a las campañas y el financiamiento a la fundación se iba a empezar a proporcionar una vez concluidas las elecciones; con motivo de no haber alcanzado el registro definitivo del partido, ya no fue posible llevar a cabo dicho proyecto”, lo anterior les acarreó una multa de 2 mil 784 días de salario mínimo.
Por si fuera poco, existe la presunción de que la Fundación sirvió como alcancía. De acuerdo con unos recibos apócrifos que fueron entregados a este reportero, la propia Patricia Mercado cobró, tan sólo durante los meses de septiembre a noviembre de 2005, 50 mil pesos mensuales, entregados por la Fundación Juana Belén, cuya dirección es Mariano Escobedo 748, 4o. Piso, Col. Nueva Anzures, sitio donde se encuentran actualmente las oficinas de Patricia Mercado y del ala socialdemócrata del PASC.
La candidata del PASC canceló, en más de tres ocasiones, entrevistas con este reportero para aclarar la información aquí vertida. Y en el caso de Alberto Begné, desde que inició la pugna con el ala campesina, no contesta su teléfono celular.